Madres imparables. ♥

por Gricelda Jiménez

Cuando mi hija nació estábamos felices, todo parecía normal, pero cuando cumplió tres años de edad había personas que de repente hacían preguntas como: ¿Por qué tu hija no ha hablado? ¿Por qué todavía no deja el pañal desechable? ¿Por qué es muy aislada? ¿Por qué hace muchos berrinches?

Yo, ya había notado las diferencias que existían entre ella y otros niños, pero al preguntarles yo a los pediatras a qué se debía eso, ellos sólo respondían: “Señora, no se preocupe. Todos los niños son diferentes”. Pero cuando ella cumplió los cinco años, y que ya tenía que ir a la guardería, y fue ahí donde le hicieron las evaluaciones correspondientes.

Al igual que a mí, sé que cuando le dieron a usted el diagnostico de que su hijo/a tiene autismo usted no comprendía siquiera lo que eso significaba, pero después de todas las explicaciones que los psicólogos le dieron, estoy casi segura que sintió que el mundo entero se le venía encima, porque no sabía a dónde podría recurrir para recibir orientación acerca de alguna otra evaluación, que le dijera dónde iba a recibir ayuda, si íbamos a poder sacarla adelante, y qué eran todas esas terapias de la que toda esa gente estaba hablando; y por si fuera poco, la angustia de querer saber cómo iba a reaccionar toda la familia y las personas que se encontraban a nuestro alrededor.

Todo el material contenido en Autismo Amor™ tiene como propósito informar. Ninguna información aquí contenida debe ser utilizada para fines de diagnóstico, tratamiento, ó en sustitución de una consulta con su médico.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s