AUTISMO | Terapias Disponibles.

Conoce algunas de las terapias disponibles.

Actualmente, los investigadores están de acuerdo en que el comportamiento en los niños dentro del espectro autismo indica algún tipo de deficiencia neurológica.  Pero, puesto que la naturaleza exacta de esta deficiencia y la severidad y presentación de los síntomas varían tanto en cada persona, no existe un tratamiento específico.  En lugar de eso, existe una variedad de terapias.  Estas incluyen las siguientes, pero no se limitan a ellas.

Análisis conductual aplicado (ABA):

Basado en la obra de B.F. Skinner, este método utiliza el refuerzo positivo para dar forma a un comportamiento adecuado y estimula el aprendizaje en los niños con autismo.  Implica una interacción individualizada entre el niño y un profesional del ABA durante cuarenta horas semanales.

Floortime (terapia de suelo):

Desarrollada por el doctor Stanley Greenspan, la terapia floortime es una terapia individual intensiva en la cual el niño y un adulto (puede ser un terapeuta o el padre o la madre) realizan un juego de imitación con la finalidad de ayudar al niño a dominar los actos fundamentales del desarrollo.

Terapia nutricional:

Este enfoque utiliza suplementos y/o una dieta especial libre de gluten (trigo) y caseína (lácteos) para tratar al niño con autismo.

Terapia ocupacional:

A través del uso de actividades de la vida real, la terapia ocupacional desarrolla habilidades prácticas necesarias para la vida cotidiana, así como juegos y habilidades sociales.

Terapia física:

Esta terapia utiliza ejercicios y actividades físicas para enseñar habilidades motoras como andar y correr, y para mejorar la postura general, el equilibrio, la coordinación y la fuerza.

Terapia de reeducación sensorial:

Basada en la obra de A. Jean Ayres, esta terapia enseña al sistema nervioso a interpretar correctamente los mensajes sensoriales, los cinco sentidos, así como los sentidos del movimiento y la posición del cuerpo y a responder de una forma adecuada. El resultado es una mejora de la concentración, las habilidades motoras y la conducta.

Terapia del habla y el lenguaje:

Esta terapia está diseñada para mejorar las habilidades de comunicación verbal y no verbal.

El método Tomatis:

Basado en la obra del doctor Alfred A. Tomatis, el método Tomatis proporciona al niño estímulos auditivos especializados de diferentes frecuencias. El propósito es reducir la hipersensibilidad al sonido, mejorar las habilidades de lenguaje y sociales, y hacer menguar los síntomas asociados al autismo.

Debido a que es tan difícil determinar cuál es el tratamiento adecuado para cada niño, los padres suelen experimentar con múltiples terapias al mismo tiempo en un esfuerzo por tratar los diversos problemas de su hijo.  Muchos padres preocupados también apuntan a sus hijos a terapia visual, terapia musical, equitación, yoga y otras actividades para ayudarles a desarrollar las habilidades más débiles.

¿Cuánto éxito tienen los tratamientos actuales para el autismo?

Puesto que el autismo y el asperger fueron reconocidos por primera vez en la década de los cuarenta, la búsqueda de un tratamiento verdaderamente efectivo ha sido frustrante tanto para los padres como para los profesionales.  Aunque muchos niños han sido ayudados, muchos otros no.

Examinemos el Análisis conductual aplicado (ABA):

El ABA es ampliamente aceptado tanto por padres como por médicos, principalmente porque ha sido estudiado en profundidad y porque su efectividad es respaldada por numerosas historias anecdóticas. Un estudio publicado en 1987 afirmaba que, a la edad de siete años, aproximadamente la mitad de los cuarenta niños estudiados que estaban realizando esta terapia eran capaces de incorporarse a las clases convencionales, mostrando un impresionante nivel de éxito en comparación con el grupo que no estaba siendo tratado.  Aun así, la mitad de los niños que estaban realizando el ABA no fueron capaces de desempeñar como los niños no autistas de la misma edad.

Otras estadísticas respaldan la efectividad limitada de los tratamientos actuales.  Por ejemplo, los investigadores dicen que, con terapia, el 25% de los niños con autismo son capaces de obtener una puntuación normal en el CI y de funcionar en una escuela pública. Sin embargo, un 25% de los niños tratados nunca desarrollan habilidades de lenguaje.

Las estadísticas mencionadas arriba no se citan para denigrar a los numerosos profesionales dedicados a tratar a niños con autismo, ni para criticar las valiosas terapias que proporcionan.  Antes bien, como muchos de los expertos en el campo, nosotros creemos que el principal problema de los tratamientos actuales es que se inician demasiado tarde en la vida de los niños.  De hecho, una de las pocas cosas en las que está de acuerdo la comunidad del autismo es en el valor de la intervención temprana.  Es más fácil dar forma al sistema nervioso que está en el centro del autismo y el síndrome de Aspeger durante los primeros meses de vida.  En ese período, el cerebro es más «plástico» y es más capaz de compensar las áreas que no están logrando desarrollarse adecuadamente.  Según la doctora.  Rebecca Landa, directora del Center for Autism and Related Disorders en el Kennedy Krieger Institute de Baltimore, Maryland, la evidencia indica que si los niños con autismo fueran diagnosticados a una edad menor, la intervención temprana produciría unos resultados mucho mejores que los que son posibles actualmente, con lo que se lograría una enorme diferencia en las vidas de los niños y sus familias.

¿Qué debes preguntarle a quien proporcione un tratamiento para el autismo?

Si estás buscando tratamientos para tu niño dentro del espectro autismo, quizás te preguntes cómo puedes evaluar los diferentes programas y servicios que están a tu alcance.  El Instituto Nacional de Salud Mental sugiere que hagas las siguientes preguntas a cada una de las personas que proporcionen un tratamiento:

  • ¿Cuánto éxito ha tenido el programa con otros niños?
  • ¿Cuántos niños han sido incorporados posteriormente en una escuela normal y cómo se han desempeñado?
  • ¿El personal tiene una formación y experiencia trabajando con niños con autismo?
  • ¿Cómo se planifican y se organizan las actividades?
  • ¿Hay rutinas diarias predecibles?
  • ¿Cuánta atención individual recibe cada niño?
  • ¿Cómo se mide el progreso?
  • ¿El comportamiento de cada niño es observado detenidamente y registrado por el personal?
  • ¿Se da a cada niño tareas y recompensas que los motiven personalmente?
  • ¿Está el entorno diseñado para reducir al mínimo las distracciones?
  • ¿El programa prepara a los padres para que continúen la terapia en casa?
  • ¿Cuáles son los costos, el tiempo dedicado y la ubicación del programa?

Recurso vía [¿Tiene autismo tu bebé? por Philip Teitelbaum y Osnat Teitelbaum]

 

Todo el material contenido en Autismo Amor™ tiene como propósito informar. Ninguna información aquí contenida debe ser utilizada para fines de diagnóstico, tratamiento, ó en sustitución de una consulta con su médico.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s