ÁNGELES DE AMOR

¿Qué son los Trastornos del Espectro Autismo?

Los trastornos del espectro autismo (TEA) o mejor conocido por sus siglas en inglés (Autism Spectrum Disorders o ASD) son discapacidades del desarrollo causadas por diferencias en el cerebro. Los científicos aún no saben con exactitud qué causa estas diferencias en la mayoría de las personas con TEA. Sin embargo, algunas personas con estos trastornos tienen una diferencia conocida, como una afección genética. Los TEA tienen múltiples causas, pero la mayoría aún se desconoce.

Por lo general, no se puede notar ninguna diferencia en el aspecto de una persona con TEA, pero es probable que tenga maneras de comunicarse, interactuar, comportarse y aprender distintas a las de la mayoría de las personas. Las aptitudes mentales y la capacidad de aprendizaje de quienes tienen TEA, así como su capacidad para resolver problemas, pueden variar; hay desde personas talentosas hasta otras con problemas muy serios. Algunas personas con TEA necesitan mucha ayuda en su vida cotidiana; otras requieren menos.

En la actualidad, el diagnóstico de los TEA incluye varias afecciones que antes solían diagnosticarse por separado: el trastorno autismo, el trastorno generalizado del desarrollo no especificado de otra manera (PDD-NOS, por sus siglas en inglés) y el síndrome de Asperger. Todas estas afecciones se llaman ahora trastornos del espectro autismo.

¿Cuáles son algunos de los signos de los TEA?

Es probable que los que sufren de TEA tengan problemas sociales, emocionales y de comunicación. También es probable que repitan conductas y no quieran cambiar sus actividades diarias. Muchas personas con TEA también tienen diferentes maneras de aprender, prestar atención y reaccionar ante las cosas. Los TEA comienzan en la infancia y perduran durante toda la vida de una persona.

¿Cuáles son las señales y los síntomas de los Trastornos del Espectro Autismo?

No todas las personas con un trastorno del espectro autista exhiben todos estos comportamientos, pero la mayoría tendrá varios de ellos.

Las personas con estos trastornos pueden:

  • Repetir ciertas conductas o tener comportamientos inusuales
  • Tener demasiado interés en ciertas cosas, como en objetos en movimiento o partes de objetos
  • Tener un interés intenso y prolongado en ciertos temas, como números, detalles o datos
  • Molestarse por algún cambio leve de rutina o por estar en un entorno nuevo o que los estimule demasiado
  • Hacer poco contacto visual o hacerlo de manera errática
  • Tender a mirar o escuchar menos a las personas a su alrededor
  • Rara vez intentar compartir los objetos o actividades que les gustan señalándolos o mostrándolos a otros
  • Responder de forma inusual cuando otras personas muestran ira, angustia o afecto
  • No responder o demorarse para responder a su nombre u otros intentos verbales para captar su atención
  • Tener dificultad para seguir las conversaciones
  • A menudo, hablar por largo tiempo sobre un tema favorito, pero sin permitir que otros tengan la oportunidad de responder o sin darse cuenta cuando los demás reaccionan con indiferencia
  • Repetir palabras o frases que escuchan, un comportamiento llamado ecolalia
  • Usar palabras que parecen extrañas, fuera de lugar o que tienen un significado especial que solo entienden los que conocen la forma de comunicarse de esa persona
  • Tener expresiones faciales, movimientos y gestos que no coinciden con lo que están diciendo
  • Tener un tono inusual de voz que puede sonar como si estuvieran cantando o un tono monótono y similar al de un robot
  • Tener problemas para comprender el punto de vista de otra persona, lo que les impide predecir o entender las acciones de otras personas

Las personas con un trastorno del espectro autista pueden tener otras dificultades, como sensibilidad sensorial (sensibilidad a la luz, el ruido, las texturas de la ropa o la temperatura), trastornos del sueño, problemas de digestión e irritabilidad. También pueden tener muchas fortalezas y habilidades. Por ejemplo, las personas con un trastorno del espectro autista pueden:

  • Tener una inteligencia superior a la media
  • Ser capaces de aprender cosas en detalle y recordar la información por largos períodos
  • Tener una gran memoria visual y auditiva
  • Sobresalir en matemáticas, ciencia, música y arte

Si hay algo que le preocupa

Si usted cree que su niño puede tener un trastorno del espectro autismo o que tiene problemas en la manera en que juega, aprende, habla o actúa, llame al pediatra de su niño y cuéntele sus inquietudes.

Si usted o su médico siguen preocupado pídale al doctor que lo remita a un especialista para que pueda hacerle una evaluación más completa a su hijo. Los especialistas que pueden hacer una evaluación más completa y un diagnóstico son:

  • Pediatras del desarrollo (médicos que han recibido una formación especial en desarrollo infantil y en niños con necesidades especiales).
  • Neurólogos infantiles (médicos que tratan problemas del cerebro, la columna vertebral y los nervios).
  • Psicólogos o siquiatras infantiles (médicos que se especializan en los procesos mentales de las personas).

 

Recurso: vía Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) & National Institutes of Health.

TODO el material contenido en Autismo Amor™ tiene como propósito informar. Ninguna información aquí contenida debe ser utilizada para fines de diagnóstico o tratamiento, o en sustitución de una consulta con su médico.